Uso de Guantes desechables

Los guantes desechables son de uso de protección personal así como las batas, mascarillas o cubre calzas y cofias para la cabeza.

Los guantes desechables pueden ser de Nitrilo o Látex los cuales actúan de forma de barrera protectora entre los microbios y las manos evitando su contaminación y propagación ante otras personas o superficies ayudando a mantener unas manos limpias y disminuyendo el contagio de posibles infecciones que puedan enfermarlo tanto a pacientes como a trabajadores.

El uso de guantes desechables deben de utilizarse cada vez que se manipulen fluidos corporales, sangre, tejidos corporales, membranas mucosas o piel lesionada. Siempre que se vaya a mantener contacto o inspeccionar al paciente es recomendable y obligatorio el uso de los guantes desechables aunque el paciente parezca saludable.

Es de gran importancia el uso adecuado de los guantes desechables, existiendo varias tallas para un ajuste perfecto para que éstos no sufran roturas si son demasiado pequeños y siendo más grandes es más fácil que los gérmenes penetren entre los guantes y nuestras manos debido a su holgura y dificultándonos la sujeción de objetos.

Quitarse los guantes desechables de forma adecuada.

  • Con la mano izquierda, agarre la parte exterior del guante derecho a la altura de la muñeca.
  • Hale hacia las puntas de los dedos. El guante se volteará al revés.
  • Sostenga el guante vacío con la mano izquierda.
  • Ponga 2 dedos de la mano derecha en el guante izquierdo.
  • Hale hacia las puntas de los dedos hasta que haya volteado el guante al revés y lo haya retirado de su mano. El guante derecho estará ahora dentro del guante izquierdo.
  • Bote los guantes en un recipiente autorizado para desechos. 

Utilice siempre guantes nuevos para cada paciente. Lávese las manos entre cada paciente para evitar transmitir microbios.

X